COMO FUNCIONA UN MOTOR A REACCION

A lo largo del tiempo, los motores a reacción llevan impulsando aviones desde casi un siglo lo cual sin duda, constituye un hito histórico para el transporte aéreo 

Un motor a reacción mantiene a un avión en avance usando un principio muy simple: el mismo que hace que un globo lleno de aire se mueva y ese fenómeno está basado en la tercera ley de newton del movimiento basada en el principio de Acción/Reacción la cual dice: para cada acción existe una reacción igual y opuesta.

Al igual que el globo se eleva por la fuerza de reacción del aire, para el motor a reacción se hace por un chorro de alta velocidad producido por el motor a reacción, hace que este se mueva hacia adelante.

El funcionamiento del motor a reacción, se basa en producir un chorro de alta velocidad en la salida. A mayor velocidad del chorro, mayor será la fuerza de empuje. Los aviones no tienen motores incorporados en sus llantas.

El escape de alta velocidad se consigue mediante una combinación de técnicas. Si se calienta el aire entrante a una alta temperatura, se expandirá enormemente y se generará el chorro de alta velocidad.  Para lograr esta técnica se hace necesario usar una cámara de combustión. Una parte atomizada del combustible se quema en la cámara de combustión.

Para lograr una combustión efectiva requiere que el aire que entra en la cámara de combustión estén a una presión y temperatura moderadamente altas. Para llevar el aire a estas condiciones termodinámicas se usa un conjunto de tapas de compresor.

Las paletas del compresor giratorias, generan energía al fluido y la temperatura y presión suben a un nivel adecuado para sostener la combustión.

El compresor recibe energía para su rotación de una turbina que se ubica justo después de la cámara de combustión. El compresor y la turbina deben estar unidos mediante un mismo eje.

El fluido de alta energía que sale de la cámara hace girar las paletas de la turbina ellos tienen un perfil aerodinámico especial los cuales crean una fuerza de elevación para de esta forma girar.

A medida que la turbina absorbe la energía del fluido, su presión cae. 

A través de lo mencionado anteriormente se ha logrado el objetivo: Un aire caliente generado desde la salida del motor con entrada a temperatura mínima o ambiente.

La salida del motor se hace más estrecha lo cual da una velocidad de chorro aún mayor. Es decir que la salida tiene una pequeña restricción.

En resumen: en funcionamiento sincronizado de la cámara de combustión, el compresor y la turbina hacen que el avión avance. Es algo hermoso para la aeronáutica.

Los motores a reacción modernos usan sistemas turbinas-compresor incorporados los cuales aumentan la eficiencia y el chorro de aire caliente a la salida. El eje concéntrico pasa al interior del compresor y la cámara de combustión. Se reduce el esfuerzo centrífugo en las paletas y se aumenta el tiempo de vida del mismo.

Los aviones comerciales modernos poseen motores turboFan los cuales son muy eficientes, menos ruidosos y son más rápidos debido a los ductos de salida de aire. La mayor fuerza de empuje la produce el ventilador. Son motores muy económicos en el gasto de combustible. 

Siéntete seguro de viajar en un avión!

entra aquí para visualizar contenido relacionado con mediciones e instrumentación

entra aquí para visualizar contenido relacionado con termodinámica y procesos industriales

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

fabio figueroa

soy el administrador del sitio web. si tienes alguna duda, no dudes en contactarme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *